Marketing en empresas

 In De interes, Marketing, Marketing Digital

Para comenzar, hablemos de lo que es marketing, muchos creen saber su definición, pero buena parte tienen un concepto erróneo, o un escaso conocimiento de su significado. El marketing está en casi todas de las actividades diarias de la sociedad, por no decir qué en todas, ya que no solo se trata de ventas. Cuando hablamos de marketing nos estamos refiriendo a un proceso que se realiza para la introducción exitosa de un producto y/o servicio al mercado, así, el equipo de marketing ayuda a posicionar la marca y elevar las ventas, como también darle una mejor imagen ante los clientes, todo esto contribuye al crecimiento de la empresa.

Para lograr los objetivos deseados, el marketing se basa en la investigación de mercados, la planeación de estrategias, campañas publicitarias, así como también se encarga de fijar precios, brindar atención a clientes, desarrollar relaciones públicas, entre otras funciones, en conclusión, el marketing en la empresa posiciona la marca y le da una buena percepción hacia los clientes.

Los negocios son tema de marketing

Los negocios fracasan por falta de marketing. La mayoría de las pequeñas y medianas empresas que, al no contar con la áreas funcionales de marketing ni la asesoría correspondiente, a pesar de contar con productos, servicios y otros esquemas de comercialización, muestran esos retrasos operativos por qué les hace falta dar un seguimiento a sus clientes, saber qué es lo que están vendiendo, cuanto están vendiendo, y otras, ni siquiera saben de cuanto es su margen de utilidad, es decir, cuánto dinero invierten en adquirir y/o fabricar sus productos, y cuánto dinero es el que están generando.

Los negocios fracasan por falta de planeación estratégica. Para poder que la empresa tenga utilidades estables es necesario generar metas a corto, mediano y largo plazo, para poder llevar un control y registro de los que se está generando en la empresa. Al tener una planeación estratégica se está hablando de tener un orden en la empresa, tener objetivos los cuales los vendedores estén motivados a cumplir. Además, al tener una administración estratégica la empresa tiene un rumbo fijo el cual seguir, por ejemplo, las empresas que cuentan con una buena planeación estratégica, le dan al blanco, saben que es lo que quieren, en cuanto tiempo lograrlo, y determinan que es lo que hay que hacer para lograrlo, en cambio las empresas que carecen de planeación estratégica es como si tiraran un tiro con una escopeta, no tienen bien definido el “target”.

Los negocios fracasan porque no se diferencian. Las empresas creen que entre más se parezcan a su competencia es mejor, pero es todo lo contrario, el responsable de mercadotecnia tiene que estar estudiando constantemente al mercado y a su competencia, para estar siempre un paso delante de todos, tiene que formular estrategias para diferenciar su empresa de las demás para que el consumidor los prefiera en igual a la competencia.

Los negocios fracasan porque no se saben vender. La principal causa del fracaso de las empresas es que no llevan un seguimiento de sus clientes, no cuentan con un CRM que lleve un historial de las veces que el cliente vuelve a la tienda, y mucho menos de qué es lo que consume, además la mayoría de las empresas desconocen cuál es su producto líder, o cuál es el producto de mayor rotación. Al saber todo esto, la empresa puede generar estrategias de publicidad y de ventas para atraer a sus clientes más leales y así como conocer cuáles son sus prospectos y generar rotación de sus productos, además con toda esta información pueden fijan objetivos de ventas y tener un control de todos los movimientos en la empresa, empezando a comprar los productos necesarios, y realizando estrategias para generar un mayor volumen de ventas.

Los negocios fracasan porque se vuelven monótonos. Para que la empresa no caiga en la monotonía es necesarios estar siempre innovando, ver a futuro, estar siempre alerta de hacia dónde va el mercado, una gran cantidad de negocios no toman en cuenta esto, y otros tienen miedo al cambio, por lo que tienden a caer en la monotonía, lo que puede causar grandes pérdidas. Por otro lado es necesario que el ambiente interno de la empresa este siempre activo, es decir,  que todas las áreas estén siempre en comunicación para crear un ambiente sano, de este modo el empleado se siente más cómo en su trabajo y genera ganancias para la empresa.

Espero les haya gustado y que les sea de gran utilidad.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search